desdelapole.es logo

2021: Renault en solitario

La escudería Renault de Fórmula 1 se queda sola en la competición la próxima temporada.
Renault de Daniel Ricciardo
Monoplaza de Renault conducido por Daniel Ricciardo - @RenaultF1Team

El próximo año será de nuevo una temporada peculiar, como si fuera un camino de despedida a lo que ya conocemos de la Fórmula 1 para llegar a la revolución de 2022.

A estas alturas, ya todos los equipos canalizan sus esfuerzos en la temporada 2022 dejando de lado, o con menos importancia, la del próximo año.

Pero antes de irnos tan adelante en el tiempo vamos a ver cómo se prepara la situación para la próxima temporada. Uno de los aspectos que va a cambiar y que puede dar más emoción va a ser el cambio de motores.

Emoción porque viendo cómo está McLaren este año, con el acuerdo alcanzado con Mercedes para 2021, el coche puede tener un rendimiento, cuanto menos, superior al de Racing Point (futuro Aston Martin).

- Renault en solitario -
Los dos monoplazas de Renault rodando en pista
Los dos monoplazas de Renault rodando en pista - @RenaultF1Team

El acuerdo McLaren - Mercedes va a afectar a Renault. Actualmente, McLaren está motorizado por Renault. Ambas escuderías son las que actualmente usan el motor Renault, siendo, obviamente, McLaren el cliente de esta relación.

Precisamente, esta relación es la que acaba a final de esta temporada y no hay ningún otro equipo interesado en el motor Renault. Recordemos que tanto Williams como Racing Point seguirán usando Mercedes, Red Bull y AlphaTauri seguirán con Honda, y el resto de clientes, con Ferrari.

Renault, se queda como única escudería con ese motor lo que puede tener consecuencias, sobre todo, económicas. Una parte importante de los ingresos de la marca del rombo eran sus motores, y ya sufrió un duro golpe en 2019 cuando Red Bull cambió a Honda.

Será un año difícil para Renault aunque podría tener menos impacto en 2022 con el techo presupuestario que ha establecido la FIA para todos los equipos. Pero de lo que no se va a librar es de el feedback proporcionado por sus clientes. Renault siempre ha sido muy cerrada en cuanto a la evolución de su motor, preocupándose más bien poco de las opiniones de sus clientes; Christian Horner se quejaba de este asunto precisamente. Independientemente del caso que le pudieran hacer a los clientes, las opiniones o críticas, en ingeniería, siempre tiene que verse desde el lado constructivo y positivo para conseguir la excelencia; quien ha fabricado un producto no puede ver muchos fallos de los que vería un cliente.

Esta falta de críticas u opiniones puede ser muy grave de cara a futuras temporadas y la tan ansiada temporada 2022 puede ser un auténtico camino de piedras si no se llega con un motor en muy buenas condiciones. Mercedes es quien manda en este sentido, Ferrari ya está trabajando en ello y Honda lo está haciendo muy bien. Despistarse en este sentido puede suponer acabar en la zona baja de la parrilla independientemente del chasis.

- La ventaja de Renault -

Pero no todo pinta mal para Renault. El próximo año incorpora a sus filas a un campeón del mundo: Fernando Alonso. Si hay algo que que apenas unos pocos pilotos a lo largo de la historia han podido hacer es llevar el coche a sus límite. Alonso es uno de estos pilotos y es la mejor carta que tiene Renault para no quedarse atrás.

Tan sólo hay un piloto comparable en este aspecto, Max Verstappen. Honda y Red Bull han sabido aprovechar el talento de su piloto para dar grandes pasos.

Se intuye un camino difícil para Renault de cara a 2022 pero al mismo tiempo muy emocionante, así que estaremos muy atentos a la próxima temporada, que, pese a que el foco está puedo más adelante, aún no ha dicho todo lo que tiene que decir.