desdelapole.es logo

Cómo se anda por el Templo

La Fórmula 1 llega a Italia, a su icónico circuito de Monza para celebrar su Gran Premio.
Imagen del trofeo y del circuito de Monza, GP de Italia 2020
Gran Premio de Italia, el Templo de la Velocidad de Monza - @Autodromo_Monza

Desde que el Gran Circo de la Fórmula 1 echó a andar allá por el año 1950 sólo dos Grandes Premios se han disputado en cada una de las ediciones, uno de ellos es el Gran Premio de Italia.

El autódromo de Monza es uno de los circuitos que acoge este Gran Premio (sólo en algunas ocasiones se ha usado otro) y su historia habla de velocidad.

En sus primeros años se trataba de un circuito ovalado con la curva peraltada para mantener la alta velocidad durante toda la vuelta. Esas velocidades provocaron graves accidentes con muertes tanto de pilotos como de aficionados, lo que supuso una modificación del trazado al que actualmente conocemos. El viejo trazado peraltado aún perdura pero está en desuso y se puede visitar para poder contemplar cómo era rodar en los primeros años de la Fórmula 1.

Hoy en día, el Autódromo de Monza es uno de los circuitos más rápidos del campeonato con una velocidad media de 260 km/h. Cuenta tan sólo con 11 curvas, todas de velocidad media - alta excepto la primera chicane.

La configuración del circuito es claramente de mucha potencia y de muy baja carga aerodinámica. Los coches que no tengan un buen chasis pero tengan un buen motor se verán beneficiados - como puede ser el caso de Racing Point.

El circuito en sí es un icono del automovilismo pero hay ciertas partes que tienen una mayor relevancia, si cabe. La curva 1, la primera chicane, es un punto de adelantamiento clave. Se lleva tras una larga y ancha recta, donde los coches pueden llegar a los 340 km/h, a una estrecha curva de primera velocidad. Aquí hemos visto muchos toques, accidentes y adelantamientos para enmarcar. No existe la forma óptima de adelantar aquí, todo depende del piloto.

Otro punto importante del trazado es la parabólica, la curva 11. Se le conoce así porque su radio va aumentando progresivamente hasta encarar la recta principal. Es una curva difícil debido a su geometría en la que hay que dar gas para preparar la recta principal. Todo el trabajo de adelantamiento en la recta se prepara en esta curva y hacerla bien es clave.

En este tipo de circuitos los neumáticos que más sufren son los traseros, y dadas las altas temperaturas que se dan tanto en el asfalto como en los neumáticos, Pirelli ha elegido los segundos compuestos más duros para el fin de semana, es decir, C2,C3 y C4; los mismos que en Spa.

Esto puede ser una pista de cara a las estrategias, que posiblemente vayan a una parada. En Spa, esto neumáticos se mostraron bastante estables, incluso el duro sorprendió el domingo dado su rendimiento. Se espera ambiente cálido y soleado para el fin de semana, lo que hará que la temperatura del asfalto sea superior a la de Spa y esto pueda jugar en contra de la las lecciones aprendidas, aunque para la carrera se esperan algunas nubes que afectarán a la temperatura en pista. Esto puede resultar interesante de cara al espectáculo, tras un viernes de pruebas de tandas largas con alta temperatura de asfalto y un domingo con temperaturas menores. El graining podría aparecer si no se alcanza la temperatura de la pista óptima.