desdelapole.es logo

DRS GP de Arabia Saudí. ¿Velocidad o temeridad?

DRS GP de Arabia Saudí. ¿Hablamos de más velocidad o podemos hablar de temeridad? Analizamos las zonas de DRS del circuito de Jeddah.
Mapa del circuito de Jeddah publicado por la FIA
La FIA establece tres zonas de DRS en el circuito de Jeddah pero, ¿se atreverán los pilotos?

El DRS en el GP de Arabia Saudí va a ser un elemento muy cuestionado, tanto en el uso como en su utilidad. La FIA ha establecido varias zonas en el circuito de Jeddah pero ya se está cuestionando su configuración.

Los pilotos serán los encargados de tomar la decisión sobre cómo usarlo y cuándo usarlo en las zonas habilitadas para ello y la primera sesión de libres será crucial, tanto para pilotos y equipos como para la FIA.

DRS GP de Arabia Saudí. ¿Velocidad o temeridad?

Hace unos meses, con el primer mapa del circuito de Jeddah, sabíamos que no iba a ser un circuito bonito. También podíamos intuir - o podemos intuir - que es va a ser muy complicado adelantar.

Pero como el dinero siempre manda, finalmente se decidió correr en las calles de Jeddah de este circuito en construcción y que tantas críticas y polémicas ha despertado entre la afición, y fuera de ella.

En un circuito con 27 curvas - sí, sí. He dicho 27 - y más de seis kilómetros distribuidos en una forma muy parecidad a un churro, la FIA ha encontrado hueco para 3 zonas de DRS. ¿Y dónde las ha puesto? Pues donde tiene que ser: en curvas.

La mayor parte de esas 27 curvas son de velocidad media-alta y apenas unas pocas son de baja velocidad. Siendo esta la configuración parece absurdo pensar que la carga aerodinámica se va a poder despreciar o ignorar, pero ya sabemos de la coherencia - o falta de ella - de la FIA.

El circuito sólo cuenta con una recta en la zona de parrilla - aunque realmente son dos rectas unidas - y la FIA ha colocado la tercera zona de DRS en este tramo.

Esto no es casual. Se interpreta que la intención de la FIA ha sido la de favorecer lo máximo posible que un coche se pueda acercar a otro en las zonas de DRS 1 y 2 para que en la tercera zona se pueda adelantar con relativa facilidad. Además, esa recta acaba en la curva 1, la más lenta del circuito y de baja velocidad, por lo que es un punto clave de adelantamiento.

La pena es que parece el único punto de adelantamiento del circuito ya que el resto es una sucesión se curvas cuyo trazo parece al de un niño de 2 años haciendo sus primeros intentos por sujetar un lápiz.

Ignorando las facultades del diseñador a la hora de hacer el trazado la FIA ha decido meter con calzador dos zonas más de DRS, presumiblemente, para facilitar los adelantamientos en la tercera zona.

La primera zona arranca en la curva 19 - sí. En la curva - y viene a finalizar en la curva 21. Tras la curva 24 se abre la segunda zona que acaba tras la curva 26. Estos dos tramos se preveen como zonas rápidas donde la carga aerodinámica es crucial para atravesarlas lo más rápido y seguro posible. En la próxima era de la Fórmula 1 donde los alerones traseros tiene mucha menos importancia y la carga aerodinámica la genera el suelo del coche podría resultar muy interesante pero a día de hoy, con los monoplazas que tenemos, parece toda una temeridad abrir el DRS aquí.

Abrir el DRS en la primera o segunda zona supone perder mucha carga aerodinámica en la parte trasera del coche haciendo un coche muy inestable e inseguro. Quizá la decisión de la FIA se pueda entender por las amplias escapatorias con las que cuenta el circuito y que disminuyen el riesgo pero lo cierto es que en lugar de escapatorias han colocado muros de hormigón.

Claro está - y menos mal - que la última palabra la tiene el piloto. Es quien debe decidir si se siente o no seguro y si beneficia o no abrir el DRS en una zona determinada. Es habitual que el DRS se coloque en rectas pero a veces a la FIA le da por estas configuraciones tan extrañas.

En definitiva, y a falta de una prueba real, parece una insensatez el haber definido esta configuración de zonas DRS en un circuito que no da para más. Mucho me temo que el circuito urbano de Jeddah ya nos ha defraudado, y ni siquiera ha comenzado el Gran Premio de Arabia Saudí.

La expectación es máxima de cara a la primera sesión de libres y cómo los pilotos se van a enfrentar a estas zonas de DRS.