desdelapole.es logo

Ferrari se encomienda al Templo de la Velocidad

El equipo Ferrari de F1 desvía la atención a Monza pero puede suponer su humillación.
Charles Leclerc subiéndose a su Ferrari
Las esperanzas de Ferrari en Monza pasan por Charles Leclerc - @Charles_Leclerc

Desde el inicio de la temporada hemos visto a un equipo Ferrari muy lejos de las primeras posiciones y sin opciones a victoria. Esta temporada no optarán al título y puede que la próxima tampoco.

En las primeras carreras hemos visto la suerte de los de rojo que se ha visto incrementada gracias a las habilidades de su piloto estrella, Charles Leclerc, que ha conseguido maximizar el rendimiento del Ferrari por encima de las posibilidades del propio coche.

En el Gran Premio de Bélgica hemos visto la peor versión de Ferrari de esta temporada. No consiguieron pasar de la Q2 en clasificación y en carrera no han mejorado esas posiciones. Desde el año 2010 Ferrari había puntuado en todos los Grandes Premios que había finalizado y esa racha se acabó en Spa.

Binotto achaca el mal rendimiento del coche en ese circuito debido a las características del mismo y también a las condiciones climáticas que se dan, pero su piloto más crítico no parece estar tan convencido de esto. Vettel se ha mostrado desconfiado de estas declaraciones y no espera que mejore sus resultados el próximo fin de semana en Italia.

Monza es el Templo de la Velocidad y uno de los iconos de la escudería del caballo. Si hay un circuito donde Ferrari debe hacer una buena actuación y dar una buena imagen ese es Monza. Su principal característica es la velocidad que viene acompañada de una alta potencia y muy baja carga aerodinámica. El no llevar alta carga aerodinámica le vendrá muy bien a Ferrari, pues esta temporada no son muy eficientes con altas cargas. Les hemos visto en ocasiones bajar la carga aerodinámica para mejorar la velocidad como en Silverstone o en Barcelona y Monza es el mejor circuito para esta configuración.

Si nos fijamos en la potencia, Ferrari tampoco anda muy sobrado; más bien escaso. En Monza se va durante la mayor parte de la vuelta con el pedal a fondo, de ahí la importancia del motor. Sin duda, Ferrari se verá penalizado por ello aunque quizá no sufran tanto como en Spa.

Si hacemos un análisis rápido del resto de equipos, los Mercedes son los más rápidos, los motores Honda no van mal y los motores Renault van muy bien en circuitos de potencia. Teniendo en cuenta que hay 12 coches, digamos competitivos, con estos motores, parece que entrar en los puntos va a ser una tarea complicada para los Ferrari.

Tarea complicada pero no imposible. Binotto hacía referencia también a la temperatura del asfalto. En Spa ha sido mucho más fría de lo que será en Monza. Para el próximo fin de semana se espera en el circuito ambiente soleado y caluroso, de unos 27ºC de ambiente y una temperatura de asfalto que podría llegar a los 50ºC; condiciones muy diferentes a los 25ºC en pista de Spa. Las altas temperaturas le van bien a Ferrari y puede ser una baza a jugar para hacerse con algún punto.

Aún así, será complicado verles en el podio o cerca de él, algo que es inadmisible para Ferrari en su propia tierra.