desdelapole.es logo

Ferrari y Carlos Sainz: una difícil relación

Ferrari y Carlos Sainz mantiene una compleja relación que cada vez se está reflejando más en el casillero del piloto.
Carlos Sainz andando por el pit lane durante el GP de Estados Unidos
Muchos puntos se han quedado por el camino

Ferrari y Carlos Sainz forman una dupla recientemente estrenada desde el inicio de esta temporada y pese a la rápida adaptación del piloto al monoplaza, la interacción con el equipo no está siendo como se esperaba.

La situación se está complicando más de la cuenta en la lucha interna de los pilotos en el mundial, y la del propio equipo en el mundial de constructores.

- Ferrari y Carlos Sainz -

La salida de Vettel del equipo dejaba un suculento hueco en el equipo italiano que pronto sería rellenado con Carlos Sainz. El piloto español, después de firmar una temporada excelente en McLaren, llegaba a Ferrari con la difícil tarea de ponerse al nivel de su compañero.

No sólo una difícil tarea sino también una hazaña más de Sainz que apenas se le vió comedido al volante del Ferrari. Prácticamente desde el primer momento Sainz estuvo a la altura del monoplaza, y en ocasiones, muy por encima. De hecho, de la gran cantidad de movimientos que ha habido en la parrilla, Sainz ha sido el que mejor se ha adaptado al coche.

Tan buena ha sido la adaptación de Sainz al equipo que hasta el pasado GP de Turquía, Sainz iba por delante de Leclerc en la clasificación de pilotos en una lucha muy igualada de ambos pilotos. Son la pareja de pilotos más equilibrada de la parrilla pese a que muchos puntos se han quedado por el camino.

- Ferrari le cuesta puntos a Sainz -

La relación entre Sainz y Ferrari casi cada fin de semana de carrera deja en evidencia las carencias del equipo. Son uno de los equipos - por no decir el que más - más lentos en el pit stop, y la suerte, la mala, ha querido hacer mella en Sainz.

Prácticamente hemos perdido la cuenta de las veces que Ferrari ha cometido un error en la parada a costa de Carlos Sainz. La penúltima fue en Turquía y la última en Estados Unidos.

Sainz estaba luchando por la quinta posición con Ricciardo, rival directo de Ferrari. Sainz le había cogido la medida muy bien al australiano y vuelta a vuelta iba reduciendo la diferencia. Pero la velocidad punta del McLaren era un problema en la recta del sector 2 y hacía muy complicado el adelantamiento en pista, por lo que Ferrari lanzaba un undercut.

Sainz entraba a boxes y una mala parada con la rueda trasera derecha tiraba por tierra todo el trabajo realizado por Sainz y daba ventaja a Ricciardo. Un parada de más de 5 segundos; un error más en el pit stop de Ferrari que destrozaba la carrera de Sainz.

Sin embargo, Sainz lo volvía a intentar y reducía la distancia perdida en boxes con Ricciardo hasta tirarle el coche en el tercer sector y llegando incluso a tocarse con el australiano pero la defensa de Ricciardo fue muy fuerte y en esa oportunidad Sainz no pudo adelantar.

No hubo una segunda oportunidad pues los neumáticos se degradaron en exceso y Bottas se le echó encima y Sainz tuvo que centrarse en defender la sexta posición, la cual perdió a dos vueltas del final.

Resultado: Séptimo puesto para Sainz que pudo ser quinto, por detras de su compañero, sin problemas, y hubieran sumado unos puntos muy valiosos en la lucha de constructores. Además, Sainz pierde la posición con Leclerc en el mundial de pilotos dejando ver unos resultados alejados de la realidad de los pilotos y manchados por Ferrari.