desdelapole.es logo

Mercedes teme a Verstappen en la lucha por el mundial

El equipo Mercedes de Fórmula 1 cree en la amenaza de Verstappen y toma medidas desesperadas para protegerse.
El Mercedes de Valtteri Bottas y el Red Bull de Verstappen saliendo de boxes
Bottas ayuda a proteger a Hamilton contra Verstappen - @MercedesAMGF1

A estas alturas de campeonato - y puede que un poco antes - no nos sorprenderá que Mercedes sea un claro candidato a llevarse tanto el mundial de pilotos como el de constructores. Su diferencia de rendimiento del monoplaza respecto al resto de equipos es abismal.
 

También es notoria la diferencia con los Red Bull, o mejor dicho, con el Red Bull de Verstappen, al menos durante la clasificación. En carrera, el piloto holandés tiende a querer más y a luchar por cada centímetro de pista, algo que se echa en falta en otros pilotos.

La ambición de Verstappen es tal que ha declarado que van a luchar por el mundial de pilotos hasta el final - o hasta que tengan opciones. Hamilton ha respondido a estas declaraciones no sólo en la pista haciendo carreras perfectas, sino también indicando que los dos pilotos de Red Bull no se pueden comparar a él y Bottas, y que Verstappen no puede hacer esta lucha él solo. Esto parece una realidad, y lejos de su lado más místico parece un "palo" en toda regla hacia Albon.

- El miedo de Mercedes -

Por un lado tenemos la ambición de Verstappen y por otro la tranquilidad de Hamilton, pero es posible que esa sonrisa a medio gas de Mercedes sea más nerviosismo que tranquilidad.
 

Repasando la clasificación del campeonato tenemos primero a Hamilton con 157 puntos, segundo a Verstappen con 110 y tercero a Bottas con 107.

Tener segundo a Verstappen por delante de Bottas y con un coche, en teoría, más lento que el Mercedes, nos debe indicar al nivel que conduce el holandés. Mercedes es un equipo precavido y ha empezado a tomar precauciones contra Verstappen.
 

Sin ir más lejos ya lo vimos en el Gran Premio de Bélgica. Bottas no hizo una mala salida y se mantenía en los primeros metros de carrera detrás de Hamilton. Hizo una salida muy conservadora sin atacar a su compañero a pesar de tener la oportunidad.

Una vez encontrado un ritmo, el del finlandés parecía ser más rápido que el de su compañero y pidió por radio ir a por la posición de su compañero, algo que el equipo le negó ya que Verstappen estaba detrás.

Obviamente, esta medida es por precaución, pero si toman estas precauciones es porque existe una amenaza clara contra los objetivos de Mercedes. Pero resulta curioso que teniendo los mejores coches de la parrilla se tenga que jugar de este modo para lidiar contra un coche mucho más lento como el Red Bull; un Red Bull que a los mandos de Verstappen no parece tan lejos de un Mercedes.

Bottas es el eterno sacrificado en favor de un Hamilton que no parece necesitar este tipo de ayudas para ser el campeón. El campeonato pierde mucho si tienes un coche muy superior al resto, pero si además, no dejas competir a tus pilotos, ya te has decantado por un ganador y el espectáculo pierde mucho más.

Para concluir, hay una clara diferencia entre Verstappen y Bottas. El holandés lo ha manifestado abiertamente y de forma verbal en varias ocasiones, mientras que a Bottas se lo hemos intuido. Para Verstappen sólo existen dos posiciones en el campeonato: ser primero o no serlo, y siempre lucha por ser el mejor. Bottas no actúa del mismo modo; se conforma con ser segundo en beneficio de un Hamilton que va camino de su séptimo mundial.

Si Bottas pretende ser algún día campeón del mundo debería ponerse a trabajar en ello ahora que está en el mejor coche. Mirando la duración de su contrato y la ambición de George Russell, piloto Mercedes, es posible que no le queden muchas más oportunidades. Mientras tanto, el beneficiado siempre será Hamilton.