desdelapole.es logo

Pirelli en el GP de Turquía: "No hay casi agarre"

Pirelli ha sido claro a la hora de indicar el principal problema de los monoplazas en el GP de Turquía de F1.
El coche de AlphaTauri en una promoción en Turquía
Mario Ísola, responsable de Pirelli, se muestra contrariado con el reasfaltado de la pista

Así de claro ha sido el responsable de Pirelli, Mario Isola, en una entrevista durante los libres 2 del GP de Turquía. Ha indicado que los problemas que han tenido los monoplazas durantes los dos sesiones se debe a que "no hay casi agarre".

Ambas sesiones de entrenamientos han sido catastróficas en cuando a estabilidad de la pista y evolución de la misma. Las malas sensaciones que tenían los pilotos se hacían patentes desde los minutos iniciales de la primera sesión, cuando Verstappen comentaba por radio que parecía estar conduciendo sobre hielo. Situación que no ha mejorado mucho con el paso del tiempo ni de la vueltas de los monoplazas durante las dos sesiones de libres.

Los tiempos por vuelta también dejaban ver la dificultad para mantener el coche en pista, cuando los primeros tiempos han estado en torno a 1:44, unos 20 segundos más lentos que el tiempo por vuelta esperado. Este tiempo ha sido con los neumáticos duros - que bien podrían aguantar todo el fin de semana - porque con los blandos y con la evolución de la pista han conseguido bajar el tiempo hasta 1:28, aun así, todavía muy lejos del tiempo por vuelta previsto.

Mario Isola se he mostrado crítico con la organización del circuito por haber reasfaltado la pista aparentemente sin haber informado ni a la Federación ni a Pirelli. Un asfalto nuevo presenta mucho menos grip para los neumáticos que uno muy rodado o desgastado. Además, las manchas sobre el trazado en algunos puntos como motivo de la reparación de grietas no ha ayudado a la estabilidad de los monoplazas.

- "Traería C2, C3 y C4" -

Al parecer, cuando se dio luz verde al Gran Premio de Turquía, tanto Pirelli, el circuito y la Federación lo acordaron en unas determinadas condiciones donde Pirelli optó por traer su juego de compuestos más duros. Pero tras el reasfaltado sin previo aviso del trazado, Mario Isola ha indicado que sabiendo de estas condiciones hubiera traído los compuestos un paso más blandos.

Tras las primeras sesiones y las entregas de neumáticos devueltos a Pirelli para su evaluación y análisis se ha visto que los juegos estaban prácticamente nuevos, sin apenas desgaste ni fisuras, fruto de la poca abrasión del trazado, del poco grip y de la dureza de los compuestos.

Algunos pilotos se han quejado de que no pueden meter los neumáticos en temperatura para llevarlos a la ventana de trabajo lo que hace que sea más complicado aún hacer que tengan más agarre en pista. Ninguno de los tres compuestos parece funcionar por la excesiva dureza y, además, en los blandos aparece graining en la lado derecho, lo que hace que también exista menos agarre.

Isola no cree que con estos compuestos se puedan alcanzar los tiempos previstos de 1:24 así que con toda probabilidad veremos una carrera a una parada, porque al menos una es obligatoria, ya que tanto los medios como los duros bien podrían aguantar de sobra toda la carrera.

Todo listo y por decidir para la clasificación donde se espera que todo sea imprevisible cuando los pilotos tengan que arriesgar al máximo para pasar de ronda y, sobre todo, para saber quién saldrá el domingo desde la pole.