desdelapole.es logo

Red Bull necesita a Mónaco

La escudería Red Bull necesita recortar distancias contra sus principales rivales, los Mercedes.
Imagen de la piscina del hotel con el fondo de Red Bull
Red Bull necesita un buen resultado en Mónaco para mantener viva la lucha - @redbullracing

Sí hay un circuito donde la aerodinámica sea importante, sin duda, ese es Mónaco. Es uno de los trazados donde la potencia del motor es muy poco relevante respecto a la carga aerodinámica. Recordemos cuando Ricciardo ganó una carrera sin la parte eléctrica del Red Bull, perdiendo más de 100 caballos de potencia respecto a sus rivales.

La baja velocidad con la que se recorren las calles del Principado hace que se requiera de una carga aerodinámica muy alta para mantener el coche pegado al suelo en las curvas.

- Red Bull y la aerodinámica -

El equipo Red Bull es uno de los que mejor juega sus cartas con respecto a la carga aerodinámica a nivel conceptual del monoplaza. Recordemos todo lo que se ha montado respecto al término "rake" esta temporada.

Siempre han sido uno de los equipos favoritos en este circuito y, esta temporada, junto con el motor Honda, están jugando al nivel de los Mercedes y tienen opciones reales para hacerse con el campeonato de constructores.

- La lucha por el mundial de constructores -

Pero tras cuatro carreras, Mercedes empieza a distanciarse y es hora de que Red Bull de un hachazo a la clasificación con su coche y sus dos pilotos. No es el circuito estrella de Max Verstappen pero su calidad y ambición le han llevado a ser uno de los pilotos más rápidos de la parrilla. Además, Red Bull cuenta este año con el mexicano Sergio Pérez, que ya sabe lo que es hacer un podio en este Gran Premio.

Se da la coincidencia de que se unan un gran coche con dos excelentes pilotos y un trazado talismán para uno de ellos, por lo que las opciones de Red Bull para el campeonato de constructores pasan por este Gran Premio y las manos de sus pilotos.

Veremos cómo responden los Mercedes y los McLaren, otros de los favoritos, al efecto Red Bull en el Gran Premio de Mónaco.