desdelapole.es logo

Rojo esperanza

Ferrari se convierte en el equipo más esperanzador de la Fórmula 1 de la temporada 2021 gracias a su alineación.
Carlos Sainz durante los test de Baréin
Carlos Sainz, un piloto perfecto para Ferrari - @ScuderiaFerrari

El ser humano tiende a asociar ciertos colores a sentimientos o emociones; verde esperanza, blanco pureza, azul tristeza y rojo pasión.

A alguien se le ha ocurrido combinar colores en un intento de generar nuevas sensaciones y ese ha sido Ferrari, combinando el color rojo de la marca y verde del patrocinador. El resultado: rojo esperanza aunque también tiene un nombre propio, Carlos Sainz.

Sainz: una nueva esperanza

Al margen de lo que nos pueda recordar este título, esta vez la escudería del caballo ha sentado a un piloto excepcional al volante de su monoplaza y los colores del equipo parecen encaminar las emociones de los tifosi hacia una clara dirección: la esperanza.

La esperanza de que el dorsal 55 llegue a lo más alto del cajón, un peldaño más del que ya consiguió en casa Ferrari. Su serenidad, madurez y ambición son una combinación perfecta para luchar por el título mundial, tanto de constructores como de pilotos - no debemos de olvidarnos de la joven promesa Charles Leclerc -, tan sólo falta que el coche, chasis y motor, estén a la altura.

El rojo esperanza trae consigo una marea de seguidores tanto de Ferrari como del propio Sainz que empujarán con todas sus fuerzas tanto al coche como al piloto.

Los inicios son duros pero si hay un piloto que sabe arrancar muy bien, ese es Carlos Sainz. Vamos!.