desdelapole.es logo

Sainz quiere romper su maldición en Baréin

El piloto de McLaren nunca ha obtenido puntos en el GP de Baréin de F1. Analizamos los últimos años del piloto español en Fórmula 1.
Sainz, Ricciardo y Vesrtappen durante el GP de Turquía de F1
Carlos Sainz quiere romper con la mala suerte en Baréin - @Carlossainz55

El Gran Premio de Baréin de F1 2020 va a dar comienzo y aunque aún quedan horas para la carrera, los entrenamientos libres van a dar mucho juego por los pilotos y neumáticos de test así como el rendimiento de los monoplazas en circuitos de potencia como es este.

El espectáculo está servido con la lucha por la tercera posición del mundial de constructores y la cuarta en el mundial de pilotos. Recordemos que por parte de los equipos hay tres que están muy metidos en la batalla: McLaren, Renault y Racing Point. Los tres se juegan un buen pellizo en dólares para la próxima temporada y son tres equipos de los que sus objetivos de evolución y mejora son muy prometedores.

La batalla de pilotos parece haberse decantado por Pérez, Ricciardo y Leclerc, el único Ferrari que está siendo medianamente competitivo. Sainz queda relegado a un segundo plano en esta batalla y necesita de dos buenas actuaciones en los dos Grandes Premios que vamos a tener esta temporada en este circuito, pero para ello, Sainz debe romper su maldición.

- Sainz debe romper con la historia en Baréin -

Cinco años han pasado desde que un joven Carlos Sainz ejerciera de rookie en Fórmula 1 al volante de un Toro Rosso. La primera vez que corrió en Baréin no pudo terminar la carrera abandonando a 34 vueltas del inicio.

Los siguientes dos años tampoco fueron muy bien para él en este escenario. También en Toro Rosso, no consiguió acabar ninguna de esas carreras donde cada vez parecía ir a peor. En 2016 abandonó a 26 vueltas del inicio de la carrera, y en 2017 abandonó a tan sólo 12 vueltas de comenzar. Sus inicios con Toro Rosso en Baréin no fueron nada buenos y no consiguió acabar ninguna carrera con el equipo.

La primera vez que consiguió acabar una carrera en Baréin lo hizo al volante de un Renault, en el año 2018 donde se quedó a las puertas de los puntos quedando en undécima posición y por detrás de su compañero de equipo, Nico Hülkenberg, que acabó sexto.

En 2019 el piloto español llegaba a McLaren tras su "despedida" de Renault. Lo hacía en una situación no ideal tras la decisión de Renault de no renovar su contrato para fichar a Daniel Ricciardo y llegar a un equipo nuevo con la salida de Fernando Alonso de la categoría máxima del motor. En esta segunda carrera del campeonato, Sainz acabó decimonoveno, el último de la parrilla tras el abandono de Grosjean. Por contra, su compañero, Lando Norris, llevaba hasta la sexta posición al McLaren.

Cinco Grandes Premios en cinco años no han permitido al piloto español puntuar en circuito pero ahora cuenta con una doble oportunidad ya no de resarcirse, sino de demostrar la experiencia adquirida en combinación con un coche que tiene buenas prestaciones.

Este fin de semana, y también el próximo, los aficionados al motor tendremos la oportunidad de disfrutar con Carlos Sainz en un circuito donde tiene muchas ganas de romper con su maldición y donde tiene todo lo necesario para conseguirlo.