desdelapole.es logo

Spa, la asignatura pendiente de Alonso

Fernando Alonso tiene pendiente la victoria en el circuito de Spa-Francorchamps en un GP de Fórmula 1.
Fernando Alonso, rodando con su monoplaza en Le Mans
El GP de Bélgica de F1 aguarda su sitio en el palmarés de Alonso

Han pasado muchos años desde que aquel joven Fernando Alonso debutara en Fórmula 1 y de aquella mágica victoria en Hugría 2003 que devolvía la ilusión a muchos aficionados.

Y es que al español, en dieciocho años de carrera en F1 ha disputado más de 300 Grandes Premios, transformando 32 de ellos en victorias y 97 en podios entre los que ha firmado dos campeonatos del mundo consecutivos y tres subcampeonatos.

- Su etapa en Renault -

En la primera etapa en Renault - la buena -, si no contamos 2001 con Minardi, disputó los dos GP de Bélgica celebrados, ya que ni en 2003 ni en 2006 se disputó el Gran Premio. En el primero se retiró y en el segundo, en 2005, quedó en segunda posición por detrás del McLaren de Räikkönen.

Esa segunda posición en el año en que se convertiría en campeón del mundo sería la más cercana a la victoria que conseguiría, hasta la fecha, con Renault.

- La temporada en McLaren -

La temporada 2007 pasaría a la historia aunque no por los buenos resultados sino más bien por las confrontaciones con su compañero y con el equipo.

En Spa logró acabar en tercera posición justo por detrás de Hamilton, su por entonces compañero, y del ganador de la carrera y del mundial ese año, Kimi Räikkönen. Apenas unas décimas separarían a estos tres monoplazas. Fue una victoria muy ajustada del finlandés, que ese año entregaría el último mundial a Ferrari.

- Scuderia Ferrari -

La etapa en Ferrari del piloto español fue un paso adelante en su madurez después de pasar unos años malos de vuelta en Renault.

Alonso llegaba a una de las mejores escuderías de la historia de la F1 aunque, lamentablemente, la escudería tendría una competencia muy fuerte por parte de Red Bull, quien conseguiría 4 títulos mundiales consecutivos para luego entrar a la era híbrida, que ya sabemos cómo ha sido.

Sólo conseguiría igualar la segunda posición ya lograda con Renault en 2005, en el año 2013, donde Vettel, que entonces corría con Red Bull, se llevó la victoria.

- De vuelta a McLaren -

El destino quiso que Alonso volviera a McLaren, equipo que entregó la peor temporada al piloto español pero que contaba con una cara totalmente nueva y nada equiparable al gran equipo que en su día fue.

Los peores momentos de la escudería en la etapa más madura de Alonso. De los 4 Grandes Premios sólo pudo acabar 2, y de esos 2, sólo uno entre los puntos.

Lamentablemente, a todos nos viene a la memoria cuando en 2018, en plena recta de Kemmel, el español manda el siguiente mensaje por radio: "GP2 Engine, GP2 Engine", cuando veía al resto de monoplazas adelantarle con suma facilidad.

- De vuelta al origen, de vuelta a la esperanza -

Después de dos años de relativo descanso, o al menos en F1, Alpine anunciaba que Alonso sería su piloto para 2021, y así ha sido.

Alonso ha llegado a Alpine con la mayor de las ilusiones y demostrando su mejor versión como ya demostró el pasado GP de Hungría en el duelo con el siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton.

Y no se nos ha de olvidar que este circuito le va muy bien a Alpine. El pasado año, Spa supuso en punto de inflexión en el equipo Renault y quien sabe si en esta ocasión se darán las circunstancias para que Alonso logre ganar en Spa con un coche de F1.