desdelapole.es logo

Verstappen campeón del mundo, a pesar la FIA

Verstappen campeón del mundo, a pesar de las decisiones de la FIA que tanto están dando que hablar en el mundo de la Fórmula 1.
Max Verstappen, arrodillado junto a su coche tras ganar el GP de Abu Dhabi
Las muy cuestionables decisiones de la FIA que decantaron el mundial hacia el lado de Hamilton durante casi toda la carrera

Verstappen campeón del mundo de Fórmula 1 2021. Parece curioso cómo una frase de tan pocas palabras puede resumir de manera injusta lo que 22 Grandes Premios han dado a lo largo de 10 meses.

Un campeonato muy disputado desde principio a fin y con una igualdad que ha tardado más de 40 años en repetirse, con unos constructores muy igualados y unos pilotos a su más alto nivel.

Verstappen campeón del mundo, a pesar la FIA

De principio a fin. Una temporada muy disputada con una igualdad máxima entre los dos principales pilotos con capacidad y coche para lograr el campeonato. Una temporada disputada y resuelta de forma emocionante y casi vertiginosa que dejó a los aficionados con un sabor agridulce.

Da la sensación de que da igual quién hubiera ganado el campeonato. Ambos pilotos se lo merecían por talento, profesión y ganas. Pero en este tipo de competiciones sólo lo puede lograr uno, y esta vez le tocó a Verstappen.

Verstappen es uno - y de sobra conocido - de los pilotos más temperamentales, agresivos y vivaces de toda la historia de la Fórmula 1. Temporadas anteriores arrojan claros ejemplos de estas características y, por supuesto, esta también.

Pero ojo; Hamilton tampoco es que sea un santurrón. También ha jugado alguna mano con cartas muy agresivas en algunos momentos del campeonato, como lo hizo en Silverstone en una trazada imposible que envió a Verstappen contra el muro a casi 300 kilómetros por hora. Pero rompiendo una lanza en su favor, diré que tras ese incidente le vimos optar por otra estrategia: la de ser más rápido que su rival.

La respuesta de Verstappen no fue la esperada y en contraposición vimos a la mejor versión del piloto holandés aunque el nivel de Hamilton y Mercedes desde Brasil sacó de quicio al piloto de Red Bull hasta jugar en los límites del reglamento.

Después de eso se sucedieron numerosas acciones rozando el desastre, sanciones y puntos de por medio y partes de los monoplazas de por medio dieron lugar a la más igualada de las finales en los último años. Verstappen y Hamilton llegaban igualados a puntos a la última carrera con el presagio de que algo desagradable podría ocurrir y que sólo uno se proclamaría campeón.

Una decisión que pudo valer un mundial

La primera vuelta de carrera dejó un incidente provocado en dos tiempos por el propio Verstappen. Su mala salida le condenó durante todo el Gran Premio pero en la curva 9 lanzó su monoplaza contra un vértice que parecía imposible obligando a Hamilton a ir por fuera de puesta y ganar una clara ventaja.

Revisando las imágenes, aunque muy agresiva la maniobra de Verstappen, hay que decir que estaba por delante de Hamilton al tomar la curva, es decir, Verstappen 1º y Hamilton 2º en ese momento. Tras salir de la curva las posiciones estaban intercambiadas.

Algo que parecía obvio era que Hamilton devolviera la posición a Verstappen pero la FIA decidió no investigar alegando que Hamilton ya había devuelto la ventaja. Todo esto sucedió en la primera vuelta y marcó la decepción del Gran Premio y del campeonato.

Lo que hubiera hecho Verstappen delante de Hamilton ya nunca lo sabremos pero hay que decir que el ritmo del Mercedes estaba muy por encima del Red Bull y no sabemos si le hubiera podido aguantar durante 58 vueltas.

Pero la suerte - buena o mala - quiso que la FIA jugara con los pilotos y que Verstappen estuviera por detrás de Hamilton. Los safety car metieron el miedo en el cuerpo a Mercedes que se negó a la estrategia y de la que Red Bull sacó un mundial.

Sin duda, la estrategia de Red Bull al completo - incluido Checo Pérez - y una pizca de momento oportuno quiso que la FIA relanzara la carrera a 1 vuelta del final, con neumáticos duros para Hamilton de más de 30 vueltas y con blandos nuevos para Verstappen y el holandés casi en paralelo al británico.

El resto ya es historia de la Fórmula 1 pero da la sensación de que de algún modo se equilibró la ofensa del inicio de la carrera en la última vuelta devolviendo a Verstappen su única oportunidad...y vaya si la aprovechó.