desdelapole.es logo

Vettel ya suma más que Stroll en Aston Martin

Sebastian Vettel tira de veteranía para superar a su compañero en el mundial de pilotos y dar más puntos a Aston Martin.
Sebastian Vettel, piloto de Aston Martin
La actuación de Vettel junto la gestión de Aston Martin en Mónaco da buen resultado - @AstonMartinF1

Así es la Fórmula 1. Basta con un único Gran Premio para superar a tu principal rival: tu compañero de equipo. Esto es lo que ha conseguido el piloto alemán, Sebastian Vettel, en su quinta carrera con Aston Martin. Hasta llegar a Mónaco, Vettel no había conseguido meterse en zona de puntos en ninguna carrera.

En cambio, su compañero, Lance Stroll, llegaba al Principado con cinco puntos en el casillero particular, los mismos que su equipo, y consiguió sumar otros cuatro tras acabar en el octavo puesto después de una buena estrategia del equipo, que consiguió subir las posiciones de sus pilotos en carrera tras una mediocre clasificación el sábado.

- Aston Martin tira de estrategia en Mónaco -

Vettel llegó a Q3 en clasificación haciéndose con un octavo puesto que su equipo consiguió convertir en un quinto puesto, colocándose por delante de los AlphaTauri, uno de los equipos rivales de Aston Martin.

Sumaba así 10 valiosos puntos que, junto a los 4 de su compañero Stroll les subía desde la séptima posición del mundial de constructores hasta la quinta, adelantando a sus principales rivales: AlphaTauri y Alpine.

Cierto es que la diferencia actual entre estos tres equipos es de apenas 2 puntos y parecen conformarse como un grupo que luchará por la quinta posición del mundial de constructores si ninguno despierta a tiempo.

- El despertar de Vettel -

Vettel consigue con este resultado un rédito que hacía tiempo no se le concedía; incluso se rumoreó con una posible salida o intercambio dentro del equipo con el tercer piloto: Nico Hülkenberg, cuando el equipo anunció su incorporación.

Veremos si el cuatro veces campeón del mundo consigue afianzarse en la zona media-alta de la parrilla final de carrera para demostrar que sigue teniendo madera de campeón del mundo y la veteranía y madurez suficiente para verle competir como tiempo ha lo hacía y se le echa de menos.